El Circuit de Catalunya, en Barcelona, acogerá el próximo fin de semana (del 1 al 4 de noviembre) la última cita de la temporada de las FIA Radical Masters Euroseries. Igor Urien, el único piloto español de la categoría, llega aún con opciones de hacerse con el título pese a los problemas mecánicos sufridos en las dos citas anteriores, Red Bull Ring (Austria) y Donington (Gran Bretaña).

Tras la exhibición del mes de julio en Paul Ricard (Francia), donde Igor venció en las dos carreras puntuables e hizo una auténtica demostración de pilotaje, el objetivo en Barcelona no será otro que terminar. Para ello, será necesario que la mecánica que el equipo Speed Factory Racing ponga a disposición de Urien no falle y, de esta manera, tener la posibilidad de lograr los puntos necesarios para ser campeón.

Ahora mismo, Urien ocupa la segunda plaza en la general, con 115 puntos, por los 119 que tienen sus más directos rivales, Terence Woodward-Ross Kaiser, que compiten de manera conjunta. Un buen resultado en Barcelona, por lo tanto, permitiría a Igor cerrar la temporada de manera brillante.

Pase lo que pase, en todo caso, el objetivo de la temporada está más que cumplido: conocer los mejores trazados europeos, seguir forjándose un nombre en el competitivo mundo del automovilismo europeo y, sobre todo, continuar con la lógica progresión en su todavía corta carrera deportiva.


Declaraciones

Igor Urien: “Después de seis carreras en los mejores circuitos europeos, Barcelona es el único en el que ya he competido, así que lo conozco muy bien. Espero que el coche se porte y pueda, al menos, luchar con garantías para luchar por el triunfo en carrera. Si además consigo el título será una gran noticia, pero tampoco me voy a obsesionar: quiero seguir aprendiendo y disfrutar de este meeting”.

Última cita del año para Igor Urien